Cómo aplicar la capacitación empresarial con éxito

La capacitación empresarial que se le ofrece al personal es un proceso a través del cual se adquieren, actualizan y desarrollan conocimientos, habilidades y actitudes para el mejor desempeño de una función laboral o conjunto de ellas.

Bajo este marco, la función de  la capacitación empresarial es:

  • Promover el desarrollo integral del personal, y como consecuencia el desarrollo de la organización.
  • Propiciar y fortalecer el conocimiento técnico necesario para el mejor desempeño de las actividades laborales.
  • Perfeccionar al colaborador en su puesto de trabajo.

Capacitación empresarial

Cuando se busca introducir la capacitación a la empresa, debemos contemplar a quién va dirigido y cuál es el campo de aplicación.

Los campos de aplicación de la capacitación son muchos, pero en general entran en una de las cuatro áreas siguientes:

  1. Inducción.
Es la información que se brinda a los empleados recién ingresados. Generalmente lo hacen los supervisores. El departamento de Recursos Humanos establece por escrito las pautas, de modo de que la acción sea uniforme y planificada.
  2. 
Entrenamiento. Se aplica al personal operativo. En general se da en el mismo puesto de trabajo. La capacitación se hace necesaria cuando hay novedades que afectan tareas o funciones, o cuando se hace necesario elevar el nivel general de conocimientos del personal operativo. Las instrucciones para cada puesto de trabajo deberían ser puestas por escrito.
  3. Formación básica.
 Se desarrolla en organizaciones de cierta envergadura; procura personal especialmente preparado, con un conocimiento general de toda la organización. Se toma en general profesionales jóvenes, que reciben instrucción completa sobre la empresa, y luego reciben destino. Son los «oficiales» del futuro.
  4. Desarrollo de Jefes.
 Suele ser lo mas difícil, porque se trata de desarrollar más bien actitudes que conocimientos y habilidades concretas. En todas las demás acciones de capacitación, es necesario el compromiso de la gerencia. Aquí, es primordial el compromiso de la gerencia general, y de los máximos niveles de la organización. El estilo gerencial de una empresa se logra no solo trabajando en común, sino sobre todo con reflexión común sobre los problemas de la gerencia. Deberían difundirse temas como la administración del tiempo, conducción de reuniones, análisis y toma de decisiones, y otros.

En cualquiera de los casos, debe planificarse adecuadamente tanto la secuencia como el contenido de las actividades, de modo de obtener un máximo alineamiento.

Fuente: Foro de seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *