¿Qué es el feedback constante?

El feedback, o retroalimentación, es uno de los elementos clave de la gamificación (la gamificación consiste en aplicar mecánicas de juego en ámbitos no lúdicos, como la empresa). El feedback es toda información que algo nos devuelve información para saber si nuestras decisiones están siendo correctas o no.

La capacidad para facilitar feedback es fundamental para el éxito de cualquier intervención como directivo, y es una de las funciones más importantes que debe desempeñar el directivo como tutor, o como fuente de desarrollo de las personas.

El feedback se centra en las competencias clave que requiere un determinado puesto de trabajo y los resultados que requiere la organización, e identifica los principales impulsores del rendimiento necesarios para alcanzar el éxito organizativo.

Uno de los modelos más conocidos ha sido el del gigante americano General Electric, cuyo conocido anterior CEO, Jack Welch, impuso el sistema rank and yank, donde necesariamente las evaluaciones individuales comparaban unas contra otras para ordenar clasificaciones e identificar al 10% de empleados de baja contribución, cuyo destino puede ser fácilmente imaginado. Este sistema de distribución forzada, usualmente representado en la clásica campana de Gauss, se suavizó hace unos años, permitiéndose distribuciones libres; pero lo singular es que los adalides delperformance management review han cambiado el mismo por un entorno de feedback constante a los empleados, informalizando la anterior liturgia anual que obligaba a jefes y empleados a sentarse alrededor de una mesa y cumplimentar no pocos campos en complejos cuestionarios. Ya hay un buen número de firmas (Microsoft y Deloitte también se encuentran entre ellas) que están diciendo adiós a la herramienta clásica y manifiestan no tener ningún interés en establecer rankings numéricos de empleados.

El sistema evoluciona a una cultura de comunicación constante, que se aprovecha del “aquí y ahora” que otorgan los nuevos canales como las redes sociales corporativas o las apps. Si bien son las compañías intensivas en conocimiento las que están dando estos pasos, no cabe duda que estamos entrando en una nueva manera de gestionar el rendimiento de los colaboradores.

Y si ya no existe la evaluación del desempeño, ¿qué tenemos? ¿Quedan los managers liberados de conocer y trabajar en el rendimiento de sus empleados? Parece evidente que no, pero tampoco hay un nombre para la nueva tendencia, y decir genéricamente sistema de feedback constante suena demasiado inconcreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *